domingo, 4 de julio de 2004

Ironman Austria 2004

Comienza el día como siempre, desayunando sin hambre a las 4:30 am. Los animadores se visten con una misma camiseta que habían diseñado y nos sorprenden ya de buen humor a estas horas de la mañana.

Nos dirigimos a la salida, aparcamos la furgo en el Europark y tras enfundarnos los trajes de neopreno nos vamos hacia la salida. Me despido de Carmen "see you later" y me coloco bastante bien en la salida.

Se da el bocinazo y empiezo muy fuerte para evitar golpes, pero no lo consigo, se me disparan las pulsaciones, recibo golpes y me tengo que apartar un momento hacia el exterior para calmarme.

Tras 30 segundos parado, retomo la marcha, no muy calmado pero confiando que se me pasará. Así fue, tras 2-3 minutos consigo poner velocidad de crucero y cojo ritmo. No acabo de encontrarme muy fino, pero encaro los últimos 800 metros del canal (estrecho) mirando de reojo a los espectadores, a ver si visualizo a Carmen.

Salgo del agua en 1:11:29, mal tiempo comparado con el año pasado, pero contando que he nadado peor (y menos durante el año que en 2003) pues tampoco no es ningún drama.

Tras 4 min de transición empiezo la bici, son 3 vueltas a un circuito de 60km, llanitos pero con un par de subidas que se hacen pesadas.

Me voy cruzando con algun compañero del Prat durante la bici, pues he salido un poco mejor que ellos en el agua, pero no tanto como en Frankfurt. Voy fuertecillo la primera vuelta y al llegar a la subida mas dura del circuito (11.5%) veo a Carmen y demás animadores, eso me da un empujón moral importante.

La segunda vuelta la hago igualmente fuerte, manteniendo un ritmo que me va a llevar a unos 5h30 en la bici, pero a partir del km 120 me entra un dolor lumbar insoportable, que ya no me dejaría poner el plato grande en toda la 3ª vuelta, excepto en las bajadas fuertes.

La 3ª vuelta se me hace muyyyy larga, pero aún así consigo bajarme de la bici en 5:47:36, peor que el año pasado para lo mucho mejor que estaba este año en bici. El recorrido de la bici es precioso, de lo más bonito que he visto nunca, lástima que no me encontrara muy bien y eso no me permitió disfrutarlo como debiera. Hace un sol de justicia y mi espalda lo empieza a notar. Voy con el mono y me incomoda lo que me tira la espalda (no ayuda a aliviar el dolor que ya tenía).

El dolor en los últimos 40km es insoportable, estoy por parar y dejarlo, pero no sé por que (luego entendereis porqué...) continuo dando pedales.

En la T2 me cambio y me pongo mallas y top, 6:13 de transición... y al empezar la maratón veo que cae un sol de justicia...

Los primeros km pasan bien, al incorporarme el dolor de espalda desaparece, pero a partir del km 10 veo que no voy, no tengo fuerzas para correr. Son dos vueltas de 21km, algunas con algo de sombra y con bastante público, no tanto como en Frankfurt pero no me puedo quejar.

Consigo por fin ver a Carmen, caminamos un momento juntos y le comento que no voy todo lo bien que esperaba, pero que acabo seguro. Empiezo la segunda vuelta y me cruzo con Fran, me dice que está muy mareado y que lo va a dejar, hablo con él un momento y le convenzo para que no, a una mala le digo que vaya andando y si es necesario, yo acabo con él, pero que no lo deje (luego se recuperó y ya no lo pillé...).

Sobre el km 30 tengo un dolor en las plantas de los pies insoportable, tanto que me quito las zapatillas y ando por la hierba... eso me calma el dolor un poco... a falta de 8 km decido correr, en ocasiones llorando de dolor por los pies, pero ya no paro hasta meta, Carmen me estaba esperando allí...

En el último km oigo por megafonia "Miguel Morales is coming" se me pone la piel de gallina y en ese último km vuelo dirección Carmen, no meta... Carlos (su padre) me divisa antes que todos y me da una bandera que no cojo, le digo que no estoy para banderas, 10 metros más adelante está Carmen, que no sabia lo que le esperaba... Le digo que salte las vallas, y mientras lo hace, aparece el speaker y empieza a hablar con ambos, para sorpresa de Carmen.

Mientras se dirige a ella por su nombre (y no se lo había dicho delante suyo), aún flipaba más ella, me acercan por la espalda un ramo de flores y Mireia me pasa un anillo que (supuestamente) en secreto estaba guardando (de hecho lo sabía ya todo el mundo menos Carmen y su padre, había un cachondeo formado...).

Así que me dirijo a Carmen, micro en mano y sonando de fondo la canción con la que le envié el primer ramo de rosas para St. Jordi, y le digo... "Carmen, today is your birthday, and I want to make you a present... do you want to marry me? Te quieres casar conmigo?"

Ella se cae al suelo de la emoción (nunca olvidaré su cara y sus gestos) y suelta por megafonia un "Yes of course". El público estupefacto empieza a aplaudir, la cojo en brazos y entro en meta inmortalizando el momento, tras 5h26m22s de maratón para 12h35m42s totales, en un momento que jamás se nos olvidará a ambos.

Via mail estuve preparando con la organización el momento de la llegada, les expliqué nuestra historia y ellos accedieron encantados a ayudarme. Cuantas emociones en unos momentos... algun día volveremos!

0 comentarios:

 © Miquel Morales.

TOP