domingo, 2 de julio de 2006

Ironman Zurich 2006

Tras un año en el que la preparación se vio lastrada por una lesión de espalda que me impedía ir en bici con normalidad, pero sobre todo correr, me presenté en Zurich con muchas menos horas y km de lo debería haber hecho.

El entorno me pareció muy bonito y pasamos unos días previos agradables acompañados por la expedición del Prat, a la que se sumaron mis padres y mis suegros.

El día de la prueba me levanté tras haber dormido bien y tranquilo, y la natación discurrió sin muchos golpes, aunque mi estado de forma no era el óptimo. Mi tiempo en los 3,8km, 1h10m08s, dice mucho de lo mal que la entrené y por lo tanto el resultado fue el que me correspondía.

Empecé la bici con los primeros 30km llanos en los que se podía ir rápido, intentando regular y comer algo, parecía que el estómago aguantaba. Enseguida encaré el puerto de unos 4-5km que se me hizo algo duro, más luego 2-3 km de subida más tendida, pero que también hacía daño. Era la primera de las 3 vueltas y estaba seguro que se me atragantaría más adelante...

Hacia el final de la primera vuelta, estaba la subida de 1km aprox. al 10%, heartbreak hill, donde el ambientazo era espectacular y casi se subía sola. Completé la primera vuelta a algo más de 31km/h de media y así empecé la segunda.

No me acababa de encontrar del todo bién, pero iban pasando los km. Las subidas me costaron mucho más esta segunda vuelta, y en el heartbreak hill esta vez no lo subí tan bien...

La tercera vuelta de la bici ya noté que no iba, no a nivel de dolor muscular, simplemente no tenía fuerzas. Empiezo el puerto y me tengo que parar, pues estoy muy mareado... tras 2-3 minutos empiezo a subir, pero a un ritmo muy muy lento. El paisaje ya no lo puedo ni apreciar, llego un globo que no veas.

Corono y en el descenso me dejo caer, no puedo ni dar pedales... me paro en una cuneta bajo un arbol y me tumbo unos 10min. Tras el parón reemprendo la marcha pero ya me noto que no tengo apenas fuerzas, ..., como voy a correr... tras 30km dándole al coco, al pasar por la contrarecta de meta, doy media vuelta y ni siquiera encaro la última subida al heartbreak hill, pongo pie a tierra y abandono.

Con fustración, impotencia y una sensación de vacio enorme, contemplo como el resto de compañeros van finalizando... la cara de tonto que se me queda me hace aprender una lección muy importante que seguro me servira en el futuro y ... mi próximo IM.

0 comentarios:

 © Miquel Morales.

TOP