domingo, 24 de junio de 2007

Klaipeda (Truñopeda)

Nuestra incursión en tierras Lituanas se puede definir como eso: un truño. No nos ha gustado el lugar que hemos visitado, pues no había nada que valiera la pena ver, algo especial, con atractivo, o con interés turístico a destacar.

En primer lugar hemos intentado alquilar un coche, y nos pedían 100€ por 5h de alquiler. Así que hemos desistido, hemos cogido un ferry hacia el otro lado del río, y tal y como hemos bajado del ferry, hemos vuelto a coger el de vuelta, pues no había nada a destacar ni visitar, a parte de un delfinario (pero venir a Lituania a un zoo, pues como que no…)

De vuelta en el casco antiguo (que se veía en 5 minutos), hemos explorado al máximo todo lo que el mapa daba de sí, sin encontrar absolutamente nada a destacar. Cuando nos encontrábamos con alguna de la gente que ya hemos conocido en el crucero, todos coincidían que vaya parada nos habían dejado para el final… Haremos una reclamación, que a nosotros no nos servirá para nada, pero si podemos evitar que futuros cruceros pasen por aquí y se lleven la misma decepción que nosotros, pues algo habremos contribuido a mejorar el programa.

Así que nos hemos vuelto para el barco a las 2 pm. Nos hemos ido directos al jacuzzi (que por cierto, el agua estaba hirviendo) y luego he hecho unos cortos en la piscina (no puedo decir largos, pues la piscina es casi como una Toy familiar…). Tras el baño, a quitarnos las penas con una hamburguesa y doble de patatas chips, más siesta en cubierta bajo el sol que hoy calentaba de lo lindo.

Nos quedan por delante 2 días de navegación hasta llegar el miércoles por la mañana a Ámsterdam, en los que intentaremos sacar provecho al máximo de todo lo que el barco nos de, pues no sabemos cuando podremos volver a repetir y hay que disfrutarlo. Esta última truño-parada no debe empañar lo bonitas que han sido el resto de paradas.

Lo que nos queda, es por un lado Ámsterdam, breve visita a la ciudad de nuevo, y a ver molinos y campos de tulipanes durante miércoles y jueves, y el viernes llegamos a Frankfurt, donde sólo pensaremos ya en una cosa: Ironman.

Día pestoso... cogiendo el ferry que a los 5 min nos volveríamos,,,

Haciendo unos "largos" en la piscina

4 comentarios:

ivan dijo...

vaya crack¡¡¡¡
ya pronto nos vemos¡¡¡
buen viaje¡¡¡
rayo

Anónimo dijo...

...me ha gustado mucho como lo has ido explicando todo cada día, no sé, parecía que estabamos allí con vosotros... bueno, pues ahora que tengáis buen viaje hasta Ámsterdam y nos vemos dentro de nada... Ya empiezo a tener el gusanillo en el estómago... ¿a que tú también?... no dejo de visualizar la carrera, como hacer las transiciones, etc... Lo dicho, el viernes ya estaremos todos juntos... DIOS MÍO, PERO SI ESTAMOS YA EN LA SALIDA!!!

robert mayoral dijo...

quines vacances que t'estàs fotent cabroncete!!! ja podràs cóorer aquest diumenge???
ànims champion!!

Kevin dijo...

Un "viatjet" abans de correr un Ironman? no està malament, segur que ajuda al cap a relaxar-se una mica de tantes hores d'entrenament. Quina enveja que em feu!
Fins dissabte o diumenge.
A per totes!!
Dani

 © Miquel Morales.

TOP