martes, 8 de abril de 2008

Highway to Hell

Es el título de una de las canciones más famosas de AC/DC. Éste domingo, segundos antes de darse la salida a la Cursa del Bombers, pudimos escucharla todos los que estábamos allí.

Os presento la que será mi particular autopista hacia el infierno, a modo de rectas interminables, rodeada de un arcén de roca volcánica no apto para descansos, con mucho sol y, sobretodo, con un viento que te impide avanzar.

Todo un reto, una aventura, un obstáculo difícil de superar y que vendrá acompañado de sentimientos opuestos que se encontrarán en un mismo momento, sufrimiento y disfrute.

Los que habéis estado allí sabéis que la isla no te deja indiferente, o te acompaña para siempre o no quieres volver a oir hablar de ella. Aunque la isla y la distancia me infunde el respeto que se merece, yo estoy seguro que a partir del 24 de mayo, un trocito de mi corazón será de lava.

Esto será lo que me encontraré en Lanzarote, hasta entonces me queda poco más de un mes y medio de entrenos, todos y cada uno de ellos orientados a sobrevivir en los campos de lava y viento, para vencerme a mi mismo y ser finisher en Lanzarote, el Ironman más duro del mundo.

Camino hacia el paraíso, pasando por el infierno.

6 comentarios:

ivan dijo...

eso es eso es¡¡¡

vamos a comernos la isla¡¡¡

ivan

Akinogal dijo...

See Please Here

The sick dijo...

Miquel,

Mira el meu blog, objectiu marató un mes després a Paris!!!

canya

The sick

SANTI PONS dijo...

Mike,
a lanzarote si que tremolen!!!! bufff, ultimament vaig de cul, ara entenc el teu estress laboral,les 7hores s'han d'anar escursant com sigui, jejejejeje ... na fent!

Edu dijo...

Ya veo que par acabar allí, a parte de entrenar el cuerpo, sobre todo hay que entrenar la cabeza, que será un esfuerzo casi mayor el mental.Ánimo que ya queda poco

Miquel Morales dijo...

Chicos, gracias a todos por los comentarios y los ánimos

 © Miquel Morales.

TOP