lunes, 17 de octubre de 2011

Garmin BCN Triatlón, gran colofón de la temporada

No tengo más que buenas palabras para este triatlón, éste año sí, una gran forma de acabar la temporada de TRI's. Ha sido todo un acierto incluir en la salida Élite (aunque separados 2 minutos de los verdaderos élite) casi 450 triatletas federados, con 1 hora de diferencia con la siguiente salida.
Ello nos dejó todo el circuito para nosotros solos, sin el consiguiente riesgo en una prueba que por el circuito revirado y rápido, puede convertirse en bastante peligrosa. Y además la entrada en boxes éste año con 4 puntos de entrada supuso cero colas. Tan sólo falta que sean un poco más rigurosos con el control de material, control de chip por vueltas en la bici y carrera a pie y ya estará todo ok para que muchos otros federados vuelvan a este tri.
El tramo de natación se acortó notablemente pues el mar de fondo y la corriente podían llevar a más de un triatleta contra los espigones, dejando la natación algo corta pero que al final se haría más lenta por el estado del mar, algo movido.

Yo estaba en primera fila por la izquierda, pero tras ver en la salida élite como se iban todos hacia la izquierda, opté por moverme a la derecha del todo para compensar la corriente.
Aunque las sensaciones nunca fueron buenas, compensé mi mal segmento en el mar (Creo que puedo dar mucho más de mi en el agua) con una buena orientación.
Finalmente salí del agua con cero golpes y bastante bien posicionado en 21m36s, y aunque los primeros metros de la T1 los hice bastante fuertes, al no tener mucha gente delante para hacer grupo en la bici, me pude relajar un poco y hacer la T1 bastante más suave que normalmente.

Ya en los primeros compases de la bici veo que se va a ir fuerte, pero hay que tener mucho cuidado en los numerosos giros que hay. Por suerte, me manejo bastante bien en las curvas y no tengo que esprintar demasiado para volver a pillar rueda en la salida de las curvas.
En las primeras dos vueltas formamos un grupito de 9 triatletas que íbamos manteniendo distancias sobre los dos de atrás, pero los que venían por detrás se acabaron fusionando y al ver que nos iban recortando distancias, no acabamos de darlo todo y nos acabaron pillando en la parte final de la tercera vuelta.
Así que sólo quedaba guardar algo de fuerzas para la carrera, hidratarse bien e intentar no perder muchas posiciones de cara a la T2, para entrar bien colocado.
El circuito, si no fuera por tantos giros de 90º y 180º hubiera sido aún más rápido. Casi 39 km/h de media en los 40km de bici.
Ya en la última vuelta, el grupo que hemos formado es de unos 30-35 integrantes, con lo que es peligroso quedarse atrás y me muevo para delante, acabando la bici en 1h02m09s, entrando en buena posición para los 10km de carrera.
Salgo a correr rápido y con zancada alegre tras los primeros metros de adaptación. Yo creo que iba por debajo de 4min/km sobradamente, pero sobre el km 2, un poco antes del primer avituallamiento noto un dolor en la zona abdominal que no me permite mantener el ritmo. Voy bien de piernas, pero la molestia es grande y no puedo seguir el ritmo.
Si hasta entonces había mantenido posiciones y prácticamente no me habían adelantado más que dos o tres triatletas, con el bajón de ritmo empieza la procesión de adelantamientos.
Voy a ritmo alegre, pero no al máximo, pues de piernas aún puedo más, pero la molestia abdominal no me dejar ir a más. Voy controlando referencias con algún compañero de club, en especial Christian que es una máquina corriendo y va recortando peligrosamente...

Hacia el km 9, el dolor disminuye bastante y puedo apretar para recuperar algunos puestos, lo justo para que Christian no me pille por 20 segundos, jeje..., finalizo el segmento de carrera en 40m20s, contento por haberlo dado todo en estas condiciones, pero sabiendo que podía haber corrido más si no hubiera sido por estas molestias. Incluso pude apretar a tope en el sprint final y ganar 4 posiciones.
Posición final, 95º de la salida élite, con 2h07m42s (tiempo 104 de 1340 finisher en distancia olímpica), muy contento por el final de temporada y de cómo estoy empezando a responder en carrera tras la bici. Hoy era el día para haber quedado mucho más adelante, pero no pudo ser.

Por la tarde, aprovechando la visita del doble campeón mundial de triatlón, Javier Gómez Noya a Cerdanyola, nos dimos cita allí varios amigos del club para charlar un poco con él, y hacernos algunas fotos. Gómez Noya estuvo muy amable con todos nosotros y demostró su gran calidad humana y su cercanía, todo y estar a años luz de nosotros en rendimiento triatlético.
Camen, que venía de correr por la Riera, pasó por una triatleta más ;-)

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Que lejos queda el principio de la temporada, con tus fiebres en la half y demás problemillas.
Estás intratable, te felicito por la temporada y me alegro por ti, por el trabajo bien hecho, por la constancia, aquí no se regala nada, solo hay un secreto y es trabajarselo mucho.
Felicidades.
Peri.

Víctor Garanto dijo...

Bona Tri, Miquel!!

Alex Martinez dijo...

Totalmente en consonacia con Peri, llevo poco tiempo en esto, pero nadie regala nada y si estas ahí es por meritos propios!. FELICIDADES!

Chema Muñoz dijo...

Enhorabuena por la temporada, no te has perdido una! Oye que buen tipo es el Javier este eh...

 © Miquel Morales.

TOP