sábado, 3 de mayo de 2014

Triatlón por equipos El Prat 2014

Hoy disputábamos una prueba que llevábamos preparando (por whatsapp jeje) muchas semanas. Pero las ganas y motivación eran muy grandes.

Un equipo más o menos compensado (hay algunos que están a otro nivel) nos juntábamos en la playa del Prat para disputar el camp. de Catalunya por equipos de triatlón. Los componentes del equipo éramos:

Txema: Capitán del equipo, encargado de dirigir la orquesta, motivarnos, diseñar la estrategia, y controlar la prueba. Máxima calidad humana y deportiva.

Albert: Canela en rama, controlaría a los rezagados en la natación (de espalda si hiciera falta), en bici colaborar como el que más, y corriendo, paseo acompañando al resto. Un lujo tenerle en el equipo.

Borja: Muy sólido en los tres segmentos, nadando fácil, en bici tirando fuerte, y corriendo volando bajo. Una promesa que allí donde va, podium sub23 que se mete.

Raúl: El tiburón del equipo, el que es capaz de dar un 110% de sus capacidades en este tipo de pruebas. En bici, un avión (aprovechando que estábamos cerca del aeropuerto), en su gran cuerpo no le cabe su enorme corazón.

Peri: En un momento de forma brutal en bici, sabía de antemano que no iba a correr, pero ayudó en lo que pudo. Su sola presencia fue un revulsivo para el equipo.

Yo: Pues a nadar como pudiera, en bici reservando sin entrar a relevos, y corriendo a muerte sabiendo que me tocaría sufrir pues era el 4º hombre.
La táctica diseñada se cumplió casi a la perfección, a excepción del agua, pues como siempre, al ser una playa muy abierta y ser la salida a las 12:20, el mar estaba picado y era muy difícil nadar en grupo. Aún así, hemos nadado en éste triatlón en muchas peores condiciones. Hoy habían más metros en el agua que el año pasado, p.ej. O quizás es que la corriente no nos dejaba acercarnos a las boyas con tanta facilidad...
Salimos en grupo, pero poco a poco vamos haciendo subgrupos. Albert va controlando dirección y que el grupo vaya unido, pero al ver que nuestro tiburón va rezagado, se va con él para ayudarle. El resto, vamos semi agrupados, parando de tanto en tanto para resituarnos y orientarnos. Se puede mejorar en el agua bastante.

Llegamos a la T1 y ahí es donde tradicionalmente se nos van los segundos (yo creo que minutos)... con lo que cuesta ganarlos luego... Da tiempo para los mas aventajados en este sector (el de las transiciones digo), hablar, relajarnos un poco, repasar todo.
En la bici, viento fuerte que para los que entraban a los relevos y luego salían, les costaba volver a coger la estela del grupo. A destacar el gran trabajo de todos, en especial de Raúl, que cada vez que pasaba nos hacía darlo todo detrás, yo me reservaba para el correr así que sólo di un relevo testimonial de pocos segundos.
Hicimos los 23km de bici a casi 40km/h de media, que para el viento que había no está nada mal... Si en el agua nos adelantaron equipos que salieron hasta 2 min detrás, en bici, aunque nos adelantaron, las diferencias no fueron tantas.

Llegamos a la T2 (otra vez perdimos muuuuucho tiempo), Peri lo deja ahí y empezamos a correr los 5 (bueno, 4, que Txema se quedó peinandose un poco). Txema hace el sprint de su vida para alcanzarnos y los 5 metemos velocidad de crucero constante, a un ritmo de 3'45"/km aprox.
Hacía el final de la primera vuelta, Raúl cede unos metros, fruto de su desgaste en la bici, y yo, que soy el 4º hombre, marco el ritmo del grupo. Les indico un par de veces que suban un poco el ritmo, hoy voy a darlo todo por el equipo. 

En el último punto de giro, 1.2 km hasta meta, y sprint eterno que gracias a la ayuda de Albert y su mano vamos superando con solvencia. Yo voy al máximo, no sé si alguna vez he corrido tanto en los últimos 5km de un triatlón. Entrada en meta de la mano, y a esperar a Raúl y hacerle el pasillo, que aguantó como un jabato detrás, por si había algun problema.
Acabamos en 21º posición de un total de 63 equipos, en 1h07m15s, quizás no el mejor tiempo, pero si uno de los mejores EQUIPOS.
El año que viene repetimos, sin duda alguna. 

1 comentarios:

otrodiademierda dijo...

Cracks, más que cracks!

 © Miquel Morales.

TOP