domingo, 12 de abril de 2015

Duatló de Vic 2015

Tenía previsto ir a la marcha cicloturista Rutes del Montseny, pero nos propusimos como equipo ir los máximos posibles a Vic y pasar un buena mañana, así que un poco en contra de inicialmente planificado, me decidí a sumar uno más al equipo.  

He enlazado muy buenas semanas de entrenamientos, donde sin hacer grandes volúmenes pero si tener cierta continuidad, han sido mayoría las sesiones donde acababa con grandes sensaciones y muy satisfecho del trabajo realizado, notando que cada vez iba a más. Han habido cambios que han repercutido en un menor (casi ausencia) dolor muscular y articular en las piernas durante y después de los entrenos, unido a un "aligeramiento" del chasis. La prueba de fuego para ver si los cambios se reflejaban en una mejora de rendimiento era Vic, la competición previa a los triatlones.

Vic es un duatlón duro, tanto por la distancia (7-34-3), por la altimetria de la bici (con dos puertecitos), como por el ritmo que se impone, sailendo a tope y apretando al final. Aún no lo había hecho con la nueva ubicación de boxes.

Salgo en 7ª u 8ª fila, consciente de que hay muchísimo nivel y que son casi 1h45m de esfuerzo intenso, así que voy a ritmo fuerte pero controlado los primeros compases, y ya veo que me siento cómodo la velocidad impuesta. Voy sin reloj, por sensaciones, pero noto que tengo fuerza para pegar pequeños acelerones para no ir descolgándome cada vez que se abre hueco entre los corredores precedentes. Sin darme cuenta, voy avanzando posiciones poco a poco, hasta que sobre el km 5 diviso a Txema (il Capo), y casi ni me lo creo. Sé que voy rápido y relativamente cómodo, pero,... tanto? ... La diferencia respecto al pasado, es que no hay dolor de piernas (que era lo que me condicionaba el ritmo), sino que lo que me marca el ritmo es la capacidad pulmonar para aguantar uno u otro ritmo.

Un poco antes del km 6 doy cuenta de Txema y lo paso, es un gran referente para mi y todo un honor estar a su altura, aunque sea sólo unos segundos, pero decido que me voy a por el siguiente compañero del club que diviso: Toni Herena. Poco a poco le voy recortado y llego 5 seg detrás de él a boxes. Transicionando más rápido lo adelanté antes de pillar la bici, situándome primero del club momentáneamente ya encima de las 2 ruedas. 26m28s en los 7km (3m47s de media). Excelente parcial y sensaciones para mi (aún así, el 117 de los 600 !!!! cómo corre la gente)

Rápidamente hacemos un grupo de unos 10-12 duatletas que vamos a un buen ritmo por la carretera secundaria (o terciaria) que conduce al primer puerto. A la que se empina más de lo normal, caigo de dicho grupo (me estaban sacando de punto) pero a pie de puerto propiamente nos rehacemos y estoy en un grupito de 6 donde el ritmo de subida es fuerte, pero puedo aguantar. Hay un par de acelerones durante la subida del primer puerto que casi me descuelgan, y viendo que por detrás no venía nadie, me obligué a no dejar que se me fueran, para coronar juntos. 

En la bajada les sigo sin problemas, aunque en los tramos de rodar más no puedo colaborar mucho, pues casi lo di todo en la subida. Además, uno de los que viaja en el grupo es un auténtico peligro rodando en compañía, me produjo más tensión rodar con él, que la propia bajada. Un par de gritos se llevó, y a la que empezó el segundo puerto: palo, cambio de ritmo y lo dejamos, menos mal. El grupo de 6 quedó seleccionado a la mitad, y aunque me llevaron casi al límite en esta segunda subida, jugamos a algo que casi nunca sale bien en las du/triatlones, tirar fuerte para evitar que el grupo de atrás (que llevábamos a unos 30 seg) nos pillara. Una vez tomada la decisión de intentar la escapada y llegar, lo dimos todo para conseguirlo.

El segundo tramo de bajada tenía más rectas (por cierto, aire en contra muy molesto, que siendo sólo 3 nos "comiamos" constantemente) y aquí ya entré a relevos mucho más activamente. En alguna curva un pequeño susto porque arriesgaba más de lo normal para no perder rueda con mis dos compañeros de fuga, pero peladeábamos con fuerza y determinación. En el tramo final de bajada, pillamos a chico del Prat descolgado del grupo que nos precedía y ya éramos 4, uno más para los relevos ! Relevos coordinados, fuertes y animándonos constantemente, sabedores que llegábamos por delante del grupo que nos persiguió todo el ciclismo pero que no nos dió alcance, aún siendo unos 15. 1h05m37s y parcial 99 en la bici, con casi 500m de desnivel en los 33km. Con esta situación llego a boxes aún primero del club.
Me cambio rápido y veo que cuando hago mis primeras zancadas justo llega a boxes el grupo que nos perseguía; si va bien, no nos debería pillar ninguno, aunque en condiciones normales mi segunda carrera a pie es mucho más mala que la primera, pero hoy no son condiciones normales.

Doy las primeras zancadas, fluídas, sin dolor de piernas, casi sin fatiga,..., vamos que puedo correr casi tan bien como en el primer segmento ! Veo la ventaja que llevo a los de atrás y creo firmemente que no me va a pillar nadie, la escapada de la bici va a dar sus frutos, hoy sí !

Veo que voy en una posición de carrera mucho más avanzada de lo que estoy acostumbrado y con gente a la que incluso nunca había ganado, y lo único que me hace no ir más deprisa es un pequeño temor a no poder aguantar este ritmo, pero reconozco que aún tenía media marcha más. 

Viendo que mi posición en carrera estaba estable, y que mi ritmo era alto pero "soportable" me dediqué a disfrutar del último km, llegando a meta muy muy satisfecho, sabedor del buen papel que había hecho en el que quizás ha sido mi mejor duatlón (y he hecho unos cuantos) y de las mejores competiciones. Top 100 y primero del club, con auténticos buenos competidores como compañeros de (GRAN) equipo. 11m04s en los 3km finales y parcial 84, el que era mi peor segmento, ayer fue el mejor, indicativo del cambio de tornas. 

Tiempo en meta 1h43m09s, posición 93. Ahora toca seguir con las pautas de estos últimos meses, y seguir en esta línea de buenas sensaciones. 

0 comentarios:

 © Miquel Morales.

TOP