domingo, 17 de mayo de 2015

Ironman 70.3 Barcelona 2015

Sabía que llegaba en un muy buen momento de forma, y la intención no era guardar para que saliera una buena carrera, sinó arriesgar y apretar fuerte para que saliera una muy buena competición, asumiendo el riesgo de una buena petada. A estas alturas, pefiero 3 muy buenos resultados y 3 petadas, que 6 buenos resultados a secas. Quería una competición para recordar.

Mar en calma, buena temperatua ambiente y del mar (16,3ºC), y prácticamente ausencia de viento, al menos en primera línea de mar. 2300 participantes, mas de 50 nacionalidades y un porcentaje de más del 50% de extranjeros, así como un gran nivel de profesionales en la salida atraídos por el poder de los puntos del ranking Ironman para Hawaii (Frodeno, campeón olímpico en Pekín 2008; Frederic Van Lierde, ganador de Hawaii 2013; Eneko Llanos, probablemente el mejor español de la historia en Larga distancia,... y varios gallos más). Vamos, espectáculo asegurado.
El dia de carrera (la salida era a las 7am), madrugón importante para desayunar y acercarme a Calella, pues este año dormía en casa. Ambiente puro de Ironman y con tiempo de sobras podemos preparar todo, untarme de crema de sol de arriba a abajo e incluso calentar algo en el agua. 


Con la salida tipo "Rolling start" (cajones de salida según tiempo en el agua, y el chip marca al pasar por el arco de salida) me coloco en primera línea, justo detrás de los pro's, y puedo ver su presentación y salida en situación privilegiada. Con este tipo de salida, la verdad es que el agua se hace prácticamente sin golpes, pues vas a un ritmo con el que más o menos van los que te acompañan. Es un arma de doble filo, pues aunque la natación sea "menos estresante" también te aseguras que a la hora de pillar la bici haya mucha gente de tu mismo nivel (tan delante no se vió tanto, pero más detrás me comentan que sí), que salen a la vez a hacer la bici = pelotones.

Nada más darse el bocinazo de salida, me voy a un flanco para evitar golpes, pero las sensaciones hasta llegar a la primera boya (todo y que llego muy rápido) no son nada buenas, ya me suele pasar esto en ocasiones, que no puedo aplicar fuerza en los brazos tras una salida relativamente rápida. Al pasar la primera boya, empiezo a recuperar sensaciones y empiezo a nadar con fuerza y adelantando a gente. Me tuve que parar en 3 ocasiones, una para ponerme bien las gafas (me había entrado agua), otra para recuperarme de una patada de un competidor (y el buen trago de agua de mar que me supuso) y otra más para las gafas empañadas. Aún así, natación cómoda sin apretar demasiado en 32m21s y posición 41 de mi GGEE (289 de la general).


Rápidamente voy hacia la transición y primero me equivoco de bolsa (cojo de la de correr en lugar de la de bici), y luego de dorsal, total, que pillé 3 bolsas jeje, suerte que no fueron más de 20 segunditos perdidos. A por la bici e intentar pillar ritmo y la nacional lo antes posible. Noto que voy rápido, pero no puedo aplicar la fuerza que últimamente tengo, y que en los entrenos sale sin más. El primer puerto, el de Collsacreu, aunque lo subo rápido y a buen ritmo, veo que las piernas no me dejan apretar más... vaya, yo que quería ir fuerte, parece que no voy a poder (me pasa Laurent Jalabert como una moto !)
Coronamos Collsacreu tras adelantar a bastantes rodadores extrangeros, que en la bajada dan cuenta de mi sin problemas con sus cabras, aunque hago la bajada bastante acoplado y a buen ritmo. Nos aproximamos a Sant Celoni y la subida más dura del dia (Montseny), y de nuevo el ritmo en subida, aunque és agil y con desarollo fácil, no puedo aplicar fuerza que días atrás en el mismo circuito había podido aplicar. El hecho de conocer perfectamente el circuito, hace que en todo momento sepa lo que viene y me ayuda mentalmente a saber lo que queda. Corono y pienso que lo más duro ya está hecho, en la bajada puedo seguir referencias de un "grupito" que llevo delante -respetando distancias-, y no perder demasiada comba.


En mi situación de carrera la verdad es que hasta esta parte no vi mucho drafting, pero a partir de la bajada de Sta Maria de Palautordera sí que fueron apareciendo pequeños grupos que no respetaban la distancia, pero claro, 2300 participantes, saliendo con gente de tu ritmo y un circuito "estrecho" en algunos puntos, pues ya se sabía, en este tipo de pruebas, quien quiere respetar la distancia lo puede hacer perfectamente (a excepción del "cutre-tramo" por el arcen de 1metro), yo ya estoy acostumbrado a ver drafting en pruebas Ironman y de larga distancia y no me sorprende, voy a lo mio. No todo son desventajas (a parte del precio de la inscripción), la franquicia Ironman es sinónimo de gran infraestructura (con un gran buffet post-meta), espectáculo, y puedes estar seguro que la prueba no la van a anular por problemas de inscritos / permisos de tráfico. Eso lo tienen muy controlado.
El tramo de llano favorable hasta la nueva subida de Collsacreu por el otro costado, voy pensando que tengo cero dolor de piernas, que van super finas, casi como si acabara de empezar, y ya llevo 55km, pero justamente en la subida me noto algo fatigado, el ritmo ya no es tan fluido...

En la bajada de Collsacreu recupero algo y aprovecho para comer (comí en toda la bici 2 platanos y media barrita), y en el enlace de St. Iscle - St. Cebrià - N-II voy a buen ritmo. Sin darme cuenta, me planto en Caella. Debo decir que este circuito me resulta espectacular, me encanta, tiene de todo: mar, montaña, plano, subida, zonas técnicas,.... una gozada !!

Acabo la bici con un tiempazo de 2h55m, a poco más de 30,7 km/h de media (que para un circuito como este, con 1250m de desnivel como éste está muy bien), y aunque no pude transmitir toda la fuerza en las subidas, el resultado final sí que fue bueno. Tras la bici, he bajado a la posición 41 de mi GGEE y a la 289 de la general.
Dejo la bici rápidamente pero lo que es el cambio a zapatillas, calcetines, gorra y sobre todo ponerme crema de sol de nuevo, es lento. Además mientras me pongo un calcetín tengo un amago de rampa en la parte alta del cuádriceps, y tiro al suelo todo para ponerme de pie y evitar la rampa.

Las primeras zancadas son fáciles, sin dolor de piernas, sin cansancio,... al salir de la carpa pongo en marcha el reloj para tener el tiempo real de los 21km y paso por el km1 en 4'12"... fácil, bufffff, donde vas !!! me obligo a bajar al ritmo, porque ese -aunque ya me gustaría- no es mi ritmo de carrera. Estabilizo mi ritmo en 4'30" aprox, aunque las zonas de tierra me cuestan algo más, y los puentes / pasos subterráneos los hago estilo caracol, pues tengo una pequeña molestia en el pubis, con la edad, lesiones importantes ninguna, pero molestias un montón ! ;-).
El único parcial que recuerdo (no me fio de los de Ironman.com, pues la alfombra de salida la T2 estaba antes de la entrada a la carpa para cambiarse) es el paso por el km 13, en 1 hora exacta. Eso quiere decir que iba a 4'38"/km de media. Es decir, iba subiendo de tiempo poco a poco, pero aunque iba notando el cansancio, las piernas iban muy bien! Corro sin dolor muscular ! Lo único que me molestaba eran los pies, pues tras el tri x equipos del Prat, tenía un metatarso un poco tocado y sólo corrí 1 día en la semana previa al Half, con algo de molestias.

La segunda vuelta (al menos la ida) no se me hizo excesivamente larga, pero el calor puede conmigo. En cada avituallamiento, una botella de agua iba para la cabeza/cuerpo. Cada vez había más gente en el circuito (en algunos puntos, muy estrecho para tanta gente) y ya estaba en los últimos 5km. Aquí el dolor de pies ya era insoportable, y aguanté como pude, aunque el ritmo se me fue a 5'/km, y perdí unos minutitos. 1h39m54 según mi reloj en la media maratón (tiempo muy decente, 4'44" de media), una media que por los tiempos de los PRO's siempre se ve que se va un poco más allá en tiempo en Calella, así que a parte del resultado, me ví bien, con buenas piernas !! y para acabar muy buen tiempo final de 5h14m41s, el 45º de mi GGEE y el 311 de la general, de 2300. Nada mal ;-)
Todo mi respeto y admiración a cada uno de los componentes del club que se alzaron con la prueba, vaya paliza para el cuerpo que es una prueba como ésta ! A nivel personal fue un orgullo irme cruzando con cada uno de ellos en la carrera a pie, y en concreto con Joaquin Peribañez (y gracias de nuevo a su familia por las fotos y los ánimos), un excelente compañero de entrenos y toda una referencia y "peso Plumed" a pie, ver que iba aumentándole distancia me hizo ir con más confianza.

Como ya avancé por Facebook, esta carrera va dedicada a Carmen, que aunque no pudo venir a verme, estuvo conmigo todo el día. Mi vida, mi amor. Reconozco que en la media maratón, al pasar por la zona de meta en cada vuelta y ver el público, y saber que ella no estaba allí, me emocionaba hasta el punto que me saltaban las lágrimas.

No sé que más carreras vendrán, pues ahora vamos día a día, pero con ésta, ya está amortizada toda la temporada de Tri !


0 comentarios:

 © Miquel Morales.

TOP