domingo, 18 de septiembre de 2016

Sailfish Berga 2016

Sin planificarlo, sin entrenarlo,... así es como se gestó mi segunda participación en el Half de Berga. Entrenando intermitentemente durante el verano, con sólo 2 sesiones de piscina en 2 meses, ... pero con ganas de volver a hacer triatlón con les menores molestias posibles.

Sorpresa entre los compañeros de club al verme (sin esperarlo) la mañana de la prueba en la presa de la Baells, comentamos la jugada y en breve ya estamos en el agua. La mañana era frequita, menos de 10ºC de temperatura ambiente, pero el agua estaba a 22ºC, con lo que mejor estar dentro que fuera.


Escojo como siempre uno de los flancos, y cuando se da la salida comienzo muy muy suave, con la respiración muy pausada, con la única intención de superar los 1900m de la mejor forma posible, sin perder mucho tiempo, pero tampoco energías.

Noto que voy muy cómodo y la orientación es muy buena, pasando las boyas justo al lado, acercándome a ellas en línea recta y sin recibir golpes, controlando en todo momento la posición dentro de la carrera. Salgo de agua en 30m20s, un tiempazo valorando la relación entreno/resultado, dentro de los 100 primeros (pos 95).

(fui el primero en realizar el check-in de la bici... solita en boxes por unos momentos)

Laaaaaarga transición de 4 minutos y qunque hace frequito, como está despejado salgo sin la chaqueta, aguanto mejor el frío que el calor, el cambio más significativo es que la subida después la transición es un poco más larga y con mayor desnivel, pero vamos, 1-2km más de los que recordaba de la primera edición.

Voy en una posición de carrera que casi voy solo, y cuando empezamos a subir hacia Casserres, voy viendo a más gente. Aunque soy consciente de los pocos km que tengo entre las piernas desde Junio, me estoy controlando pero me noto que subo con fuerza, aunque lejos de mi nivel sobre la bici. Completo la primera bici y se ha pasado bastante rápido, y aprovecho el tramo de descenso para relajar un poco las piernas. Cuando se vuelve a empinar la carretera, noto dolor en cuadrices, rodillas, pies, espalda, partes nobles,.. se va a hacer duro lo que queda de bici, y no quiero ni pensar en los 21km.

Con más pena que gloria acabo el último tramo, donde me paso bastante gente, para un total de 2h51m, el parcial 197 (con exactamente el mismo parcial que en 2011), a 31,6km/h de media.

Me bajo de la bici, primeras zancadas evaluando la situación y estado general de las piernas,....y con el paso de lo metros, me noto incluso cómodo, aunque a un ritmo de velocidad de crucero no exigente del todo, pero son los primeros 21km después del 70.3 de Calella (que no pude acabar corriendo los 21km) y quiero ir con cautela.

Llegados a la segunda vuelta (por cierto, ambientazo en Berga y ambientazo con la claca del club) subo un punto el nivel de exigencia, y consigo hacer la segunda vuelta un poco más rápida que la primera, aunque al inicio de la tercera, tengo un pequeño bajón (el aquiles, como en 2011, me empieza a fastidiar) pero pienso que es una buena oportunidad para acercarme a 1h40 en los 21km y vuelvo a apretar para incrementar el ritmo. Finalmente, muy entero de fuerzas y piernas, 1h40 en la media maratón y 5h02m en total, posición 133 de la general (2 min menos que en 2011, pero con 5 años más, y había algun km extra).

Contentísimo por las sensaciones y por volver a poder correr de nuevo un Half, entrenando un poco más, aún tengo algo de margen de mejora !

0 comentarios:

 © Miquel Morales.

TOP