jueves, 28 de mayo de 2009

Hace un año...

... danzábamos por la isla mágica, donde pasamos 10 días inolvidables descubriendo, saboreando y disfrutando sus rincones. Playas de arena blanca y oscura, mares de lava, paisaje lunar, zonas volcánicas, degustando su gastronomia y su cultura,... y recorriendo 3,8 km por aguas cristalinas, 180km sobre la bici con algo de viento ;-) y su gran maratona.

Ha sido mi finisher hasta ahora más preciado, donde invertí más tiempo, donde peor lo pasé, donde más luché,..., donde más satisfacción me invadió al pasar el arco de llegada,..., donde se cumplió una de las máximas del Ironman (y de la vida): "el momento malo siempre llega, pero también siempre se supera".

El último fin de semana de mayo, siempre habrá una mirada hacia Lanzarote. No os perdáis esta experiencia, al menos una vez en la vida triatlética.

Crónica: http://www.miquelmorales.es/2008/05/el-hombre-contra-s-mismo-y-los.html

4 comentarios:

ivan dijo...

volvemos?

ALVARO RUIZ dijo...

El año que viene sino ocurre nada voy yo , ya te contare , un abrazo

Gabriel dijo...

Com ho saps company!!!! Sempre hi ha coses bones després de les dolentes ;-)
Salut

miquel dijo...

A tope amb les austriaques... ups perdó. A tope amb Austria !!!

Jo, ja et vaig veure fort els dies aquells que varem coincidir... si ara dius que estás més fort, segur que "te sales".

Que gaudeixis com un animal!

 © Miquel Morales.

TOP